VivalaP65

Este es el "Antiguo" blog….

¡¡¡¡ASÍ ERA NUESTRO PRIMER MUNDO!!!!!

LOS COMIENZOS DE CARLOS “LA MONA” GIMENEZ, CON LOS HERMANOS “COQUITO” RAMALÓ Y CARLITOS “PUEBLO” ROLAN, DESPRENDIDOS DEL CUARTETO LEO

Y COMO SE LLEGABA A CÓRDOBA, DESDE BUENOS AIRES, EN “EL TREN RAYO DE SOL”..

ESTE ES UN COMENTARIO EN YOUTUBE: “Tren de Ferrocarriles Argentinos de los años 1940 a 1980, icono del Mitre durante largos años a Cordoba, aun hoy el servicio de Ferrocentral a la ciudad mediterranea, lleva el nombre Rayo de Sol, pero todos sabemos que no se trata del mismo tren.”

¿A DONDE SE FUE AQUEL PRIMER MUNDO?

ACOMPAÑADO DE ESTE COMENTARIO: “Ahora nos toca el turno de viajar 21 años atras, por medio del Tren El Rayo de Sol hacia la mediterranea Cordoba capital. Una vez arribados a la Estacion Mitre vemos maniobras varias del Tren, luego nos dirigimos a la Estacion Cordoba del Belgrano, donde vemos Trenes Cargueros. De alli nos dirigimos al Deposito de Locs. Alta Cordoba, donde vemos distintas locomotoras General Motors y ALCo RSD-35 detenidas a ordenes y maniobrando. Vemos tambien la maqueta del deposito, hoy todo esto es un paisaje arrasado por la intrusion de muchos indigentes, y los edificios no se encuentran mas, salvo el torno de ruedas. Filmado el 16 de Abril de 1989, por © Willy Kaemena.-”

¡¡¡ESCUCHA EL PITO QUE LLEGA EL TREN!!!

EL TREN ERA MI JUGUETE PREFERIDO. Y LOS REALES, UN SUEÑO AL QUE PRETENDÍA LLEGAR DE GRANDE, CONDUCIENDO ALGUNA DE ESTAS MÁQUINAS….

NEGRO B.

Anuncios

28 octubre 2011 - Posted by | Envíos ràpidos |

4 comentarios »

  1. Yo tengo hermosos recuerdos de viajes en tren. Cuando estaba en la escuela primaria viajaba en “cochemotor”, de Córdoba a San Marcos Sierra, en las vacaciones de invierno y verano. Saliamos de Alta Córdoba, aunque se me cruzan los recuerdos, con la otra estación de la sali un par de veces a aBuenos Aires. Debía bajarme en Estación Los Sauces, acompañado de mi abuela materna, caminábamos desde alli dos kilómetros hasta la quinta Los Pinos, de mi tío…debíamos vadear el Rio Los Sauces que cortaba el camino, con el agua hasta las rodillas a veces…(ahora esta intubado bajo la calle)…
    Era hermoso el trayecto pasábamos por Arguello, La Calera, bordeando el río, veía los lugares donde tambien haciamos picnics, luego venia creo que Saldán, Cosquin, Valle Hermoso, Huerta Grande, La Falda, La Cumbre, Capilla del Monte….(hoy es el tren de las Sierras, ya ni necesito subir…creo que se humedecerían los ojos). Mi paraíso terrenal eran aquellos años…aquellas montañas, aquel olor característico de San Marcos Sierra..(peperina, menta, que se yo).con cuyo aire me llenaba los pulmones balancéandome casi en la cúspide de un pino, prendido a uno de los fuertes brazos de este noble árbol…el viento ponía emoción a la aventura… sabía que me mataba si caia desde esa altura, alli, divisaba las quintas vecinas, y creía atisbar algo del dique (olvidé su nombre) hacia el sur……Abajo me esperaba mi caballo El Malacara…temido por los peones….pero no por mi, que lo montaba hasta sin montura y ¡sin freno!, como los indios…solo prendido de las crines…como los indios…porque era MI amigo ese animal….nunca me hizo daño….y sin embargo, había dejado paralítico a un hombre al que despidió….temprano aprendi las leyes del amor…..y la sabiduría de los animales… Vestía de camisa a cuadros, cinto ancho y vaquero por supuesto….perdonen, perdonen amigos…¿qué tiene que ver esto con el tren?….Mejor me voy al trabajo ahora….Saludos,
    Cacho M

    Comentario por Hector M | 28 octubre 2011

  2. Fantástica la introducción de LA VIDA DEL TREN.

    Te felicito Negro por la nota. Me hizo retroceder en el tiempo a momentos muy felices de mi infancia y adolescencia … y algo cuando ya era mayor.

    Recuerdo tres etapas de MI VIDA Y LOS TRENES:

    PRIMERA ETAPA:

    En mi infancia, desde los 6 años hasta que tuve 10, cuando llegaba el verano nos íbamos en tren a Los Surgentes.

    Mi abuela tenía algún problema en su salud (o en su “balero”) que le impedía viajar en auto o en ómnibus porque se descomponía. Se descomponía mal. Mejor dicho, se descomponía muy mal. Tanto que era “asqueroso” verla descompuesta a mi abuela(¿me explico?).

    Entonces usábamos el tren para ir al pueblito donde se casaron mis viejos y donde nos bautizaron a mi hermano y a mi, donde vivían mis tíos, una prima y los abuelos.

    Los Surgentes está a 330 kms. de Córdoba.

    El tren que iba hasta NO SE DÓNDE, pasaba por Los Surgentes después de detenerse en 20 ó 30 Estaciones de distintos pueblos.

    Era lo que se llama un “tren carguero” (hoy diríamos “un lechero”).

    En cada pueblo paraba, bajaban los diarios, subían los tomates, enganchaba algún vagón con granos, sonaba el silbato del Guarda, que tocaba también la campana anunciando la salida. El maquinista hacía sonar el “pito” del tren y lentamente se ponía en marcha y recorría 15 ó 20 kms y luego nuevamente se detenía, cargaba agua a la locomotora y se cumplía la misma rutina que en la Estación anterior.

    Los vagones para pasajeros de un tren de cargas eran los más pobres. Pero … era lo que había: Los asientos eran duros, de madera, rígidos y los vagones, creo que no debían tener amortiguadores por eso se sentían en el traste los cortes de la vía (traca-traca-traca-traca-traca).

    Decía que los vagones de pasajeros no eran “pullman”. En lugar de aire acondicionado tenían unas ventanillas que se subían y bajaban apretando unos pestillos de bronce que tenían a los costados.

    Viajábamos en verano … mucho calor … ventanillas bajas por donde penetraba un viento que era fuego acompañado de un tierral que lo hacía irrespirable. Si todos los pasajeros cerraban las ventanillas, adentro del vagón nos podíamos morir asfixiados. Pero con las ventanillas abiertas … también nos podíamos morir atragantados entre el humo de la locomotora y la tierra que levantaba el paso del tren.

    El tren salía de la Estación del Mitre a las 6 de la mañana y llegaba a Los Surgentes a las 3 de la tarde. Era como ahora: 9 horas para recorrer 330 kms.

    Un infierno … pero para nosotros era el principio de una gran fiesta: Pasar unos días de vacaciones en Los Surgentes. Luego de 10 días … era el viaje de regreso triste porque las vacaciones se habían terminado.

    SEGUNDA ETAPA

    Cuando tenía 12 hasta 15 años iba con mi tío Pibín al Ferrocarril Belgrano para “descargar” vagones con cubiertas para recauchutar que mandaban del norte (Jujuy, Salta, Tucumán, Santiago del Estero) mi viejo, mi tío Arcadio y dos viajantes que laburaban para la Gomería en esas provincias.

    Íbamos al Belgrano con el camión del tío Pibín, y yo ayudaba a descargar el vagón pasando las cubiertas al camión y de allí, como todo lo que mandaban del norte no entraba en un solo viaje del camión, hacíamos 2 ó 3 viajes por día desde el Ferrocarril hasta el taller de la Gomería Castagno.

    Otro día a la semana, llevábamos las cubiertas ya recauchutadas al Ferrocarril y las despachábamos para el norte para que los viajantes, el tío o mi viejo las entregaran a los clientes previa cobranza del precio establecido.

    Qué linda época !!!

    TERCERA ETAPA:

    Viajar en el Rayo de Sol, en pullman (una vez en camarote) para ir a “negociar” con Pirelli (que tenía oficinas en Retiro) al frente de la Estación, condiciones de compra y pago con descuentos especiales por volumen. Ya era mayor. Trataba las cuestiones con Pirelli y a la noche, de nuevo en el Rayo de Sol, me volvía a Córdoba. A las 8 de la mañana llegaba a Córdoba y cruzaba a la vereda del frente de la Estación Mitre donde estaba la Gomería (Bv. Wellright 178 – Hoy Bv. Perón) y seguía mi jornada de laburo sin descanso hasta la noche.

    Otra linda época !!!

    HUBO UN MUY INOLVIDABLE VIAJE EN TREN QUE LO HICIMOS CASI TODOS LOS DE LA P65 EN ENERO DE 1966 CON DESTINO A MAR DEL PLATA !!! LO RECUERDAN ???

    Alberto C

    Comentario por Alberto C | 29 octubre 2011

  3. Recordé lo siguiente que también tiene que ver con MI VIDE Y EL TREN.

    Eramos muy chicos cuando mi padre, Don Bartolo, estaba 15 días en casa (porque laburaba en la Gomería en Córdoba) y luego se iba 15 días al norte donde lo esperaban el Tío Arcadio o alguno de los viajantes que mencioné en el comentario anterior.

    Mi viejo siempre decía que cuando él los acompañaba esos 15 días, los viajantes aumentaban la cantidad de cubiertas que recogían para recauchutar.

    A mi me costaba entender que lo que hacía mi viejo era “ir a buscar el puchero” para que tuviéramos comida en casa.

    Cuando mi viejo no viajaba en el propio camión con los viajantes o con mi Tío, viajaba en tren saliendo de la Estación del Belgrano. Era triste despedirlo. Pero mi vieja, Doña Lina, nos hacía acompañarla para despedirlo.

    Lo lindo era cuando había que ir a esperarlo a la Estación del Belgrano porque papá volvía del norte y seguramente algún regalito nos traería.

    En efecto. Llegaba papá y nos daba el regalito:

    10 trozos de caña de azúcar para chupar hasta que la jeta te quedara como aquel tipo que tocaba la flauta que creo que se llamaba … ¿Hugo Díaz? ¡Gran folklorista el hombre!

    Si el viejo volvía del Chaco, el regalo era … un montón de semillas y capullos de algodón !!! Qué bárbaro el viejo !!! Todo era cultura.

    Una vez se le ocurrió traernos de regalo algo distinto: NOS REGALÓ UN “TALERITO” PARA QUE CUANDO NOS PORTÁRAMOS MAL MI VIEJA NOS PEGARA EN LAS PIERNAS CON PANTALONES CORTOS.

    Un día … de pronto … el “talero” desapareció. Mi hermano Raúl C lo había puesto con mucho cuidado en el tacho de la basura. Mi abuelo Luis era el encargado de sacar el tacho y siempre miraba que no se fuera a escapar con la basura “algo” que todavía sirviera o tuviera valor.

    El viejo encontró el “talero”. Pero … abuelo cómplice … lo escondió en su ropero y desde entonces … nuestras piernas agradecidas.

    Cuando murió el Nono, limpiando su ropero, encontramos abajo, envuelto en papel de diario manchado por yerbamate … el famoso “talerito” que nos había traido de regalo papá para que no hiciéramos renegar a mamá.

    Qué historia !!!

    Alberto C

    Comentario por Alberto C | 29 octubre 2011

  4. Alberto,
    ¡Te gusta escribir! Bienvenido……!! Ya que lo haces sin tapujos, con la cruda verdad, o sea con el corazón…..y, te recuerdo un concepto cuyo autor he olvidado: “Quien escribe para su corazón, escribe para el mundo” Recordá que tenemos que organizar , la reunión donde vas a declamar….(por las dudas que pienses que es para reírnos…yo declamaré también…y lo hará quien quiera, y si se ríen de nosotros, nosotros reíremos de los que rien…resultado? reiremos todos !!! ¿Consecuencias? Combatiremos enfermedades, propias y ajenas)
    Nota: hay varios escritores en el blog. Los animamos a continuar..
    Cacho

    Comentario por Hector M | 30 octubre 2011


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: